24CR

VOLVIERON LAS CARABELAS CON LOS ESPAÑOLES A COSTA RICA

Un 25 de setiembre de 1502, arribaron cuatro naves (la Capitana, la Gallega, la Vizcaína, la Santiago) a Cariay, hoy Puerto Limón, con 140 barbudos españoles que traían espejitos y cuentas para regalar a los aborígenes que encontrara, engañarlos y cambiárselas por oro y otras cosas valiosas .

Desembarcaron en la isla llamada Quiribrí, que Colón bautizó como la Huerta (hoy Uvita). Unos 17 días se quedaron en la zona y se mostraron vislumbrados por las bellezas naturales y por el oro que usaban los indígenas como adornos.

Desde esos años empezaron a saquear nuestras riquezas, a llevarse nuestro oro y a matar a nuestros ancestros, ya fueran con sus espadas y arcabuces asesinos, ya fuera con las enfermedades que trajeron.

 Nos “culturizaron” y a sangre y fuego impusieron su poder, una religión y un idioma. Luego fundaron ciudades, hicieron caminos, y persiguieron a Pablo Presbere y Garabito para matarlos. Y no encontraron Tisingal, la ciudad del oro… También la habrían saqueado y robado.

Hoy los españoles en modernas carabelas han regresado para desangrar al pueblo. Y esta vez no han encontrado a Presbere ni a Garabito para enfrentarlos, pues unos vende patrias, políticos y gobiernos complacientes y entreguistas ,les han otorgado en bandeja nuestra sangre …están abriendo nuestras venas para exprimir hasta la última gota de nuestras riquezas y recursos modernos. Ya no traen Carabelas, no las necesitan.

Las cuentas y los espejitos nos la cambian por carreteras (que llaman autopistas), son Riteves (para revisar vehículos) o son represas ( para extraer el oro blanco). Y nos mienten y nos engañan una y otra vez. Se burlan de los pueblos. Y los pueblos mansamente han bajado su cabeza como si fueran domesticados.

Les entregaron a los conquistadores y colonizadores una revisión de vehículos cuyo negocio es multimillonario. Nos lo impusieron sin competencia alguna. Nos revisan y nos vuelven a revisar, y nos cobran y vuelven a cobrar.

En aquella Garcimuñoz, territorio recorrido por Quizarco , Garabito y Pacacua les impusieron un peaje por un camino de mulas que ya estaba construido. Protestaron. La lucha duró tres días. Luego nadie dijo nada. Reinó el silencio. Y ahí mansamente pagan el peaje en las carabelas que fondean el paso. Y ahora se aprestan a dominar y colonizar occidente, el antiguo camino de las carretas que nos llevaba a Puntarenas. Pero aquí la entrega es total, y los cobros, el desangramiento será fatal para los habitantes.

Les cobrarán por pasar por carreteras ya hechas, y de nuevo entregarán espejitos y cuentas. Y se llevarán todo el oro, toneladas, que los leales (o tontos ¿?) súbditos(vasallos) depositarán en naves apostadas a lo largo del camino. Allá la tierra la hirieron y destruyeron bosques .Pero la Princesa y sus caciques fueron a rendirles pleitesía, y a ofrecerles las alfombras verdes del territorio para que sus tesoros se engrosen con el color y el sabor del agua cristalina.

Yo no sé qué hará falta para parar esta nueva invasión de modernas Carabelas españolas. No sé si aparecerá algún indómito Presbere que reivindique el maltrecho honor de las tribus maltratadas y dominadas. No sé si revivirá el espíritu de Garabito en occidente.

Pero lo que sí sé es que ya BASTA de tanto saqueo.

Hay que gritarles a los enviados del Rey un ¿porqué no se van?

Sé que necesitamos un Cacique valiente y honesto que dirija a los pueblos a la toma de conciencia de rescatar nuestros valores y de no entregar lo que nos pertenece. La conquista y colonia se acabaron. Ya no más espejitos y cuentas.

¡Ay ¡ Garabito y Presbere por qué no regresan y nos defienden.

¡Qué falta nos hacen!

Redacción

Agregar comentario

GRUPO TPP

© Todos los derechos reservados 2021, cualquier uso requiere autorización de Grupo TPP.