24CR

Reforma del Estado, inversión social

Fernando Zumbado,

economista

Volviendo sobre unas páginas que escribí  durante mi paso por las Naciones Unidas en los 90s, sobre el tema de reforma social, encuentro relevancia y similitud con la situación actual.

Afirmaba en ese entonces que el futuro de la economía se encuentra ineludiblemente ligado al éxito de las políticas sociales. 

Si la inversión social se sacrifica, en búsqueda de los balances fiscales, estaremos apostando por el aumento de la pobreza y la desigualdad. 

Ahora bien, la ineficiencia del Estado es indefendible. Cualquier intento nostálgico por mantener un Estado que malgaste los recursos que deberían invertirse en la gente, merece la crítica severa.

Y reitero acá lo que he venido sosteniendo en mis últimas columnas: que en Costa Rica mejorar la eficiencia en el uso de los recursos dirigidos a crear oportunidades y a rescatar a la gente de la pobreza es tarea prioritaria.

Debe reconocerse que la alianza entre lo público y lo privado nos acercará al éxito.  Y el papel de la sociedad civil,  que incluye expresiones de base ciudadana,  grupos comunitarios,  organizaciones no gubernamentales y el sector privado, en la ejecución de proyectos y políticas sociales con recursos públicos,  hace más factible que podamos cumplir el cometido de reducir la pobreza.

La participación ciudadana debe de mirarse como la de un socio ineludible en las acciones del Estado, sobre todo en democracia.

Redacción

Agregar comentario

GRUPO TPP

© Todos los derechos reservados 2021, cualquier uso requiere autorización de Grupo TPP.