24CR

El Estado como cuello de botella

Fernando Zumbado,

economista

Se habla constantemente del papel del Estado como facilitador de la iniciativa privada, ya que un país como el nuestro necesita de un estado cada vez más eficiente y de mercados que también lo sean.

Los monopolios en el sector privado, como es sabido, son una evidente manifestación de que el mercado no cumple su papel, y el exceso de trámites es prueba de que las instituciones, lejos de facilitar las cosas, las entorpecen.

En días pasados, el titular en uno de los diarios advertía que la “falta de agua frena 35 proyectos inmobiliarios en el GAM”. El artículo  se refiere al impacto de la falta de suministro de agua sobre el empleo.

De hecho, en un país  donde el recurso existe pero su suministro no se garantiza. Y esta situación se da a lo ancho y largo del territorio nacional.

Recuerdo cuando en uno de mis primeros  trabajos, allá por los 70s,  estábamos elaborando un plan de desarrollo para la provincia de Guanacaste. Era un equipo interdisciplinario y en una reunión con un experto israelita, alguien comentó que uno de los problemas serios era la escasez de agua. Al israelita esto le pareció  muy divertido, sobre todo porque provenía de una tierra rodeada de desiertos. Y al respecto comentó  lo obvio: que lo que falta es la inversión.

En ese trabajo por cierto se planteó  la posibilidad de traer las aguas de la cordillera  hacia la bajura y la construcción de embalses, ya que en Guanacaste -a esta fecha- aún el agua representa un freno al desarrollo de  proyectos que van desde interés  social hasta la construcción de hoteles de 5 estrellas . No hay que negar la contribución  de AyA al desarrollo del país, pero últimamente nos ha quedado debiendo. En ocasiones los recursos están disponibles para la inversión, pero se ha fallado en la capacidad de ejecución, con un obvio impacto negativo sobre el desarrollo del país.

Ante la crítica reciente al accionar de la institución, el Presidente Ejecutivo sale al paso e indica que están cambiando el  reglamento “para, en lugar de tener un bloqueo y no dar disponibilidad en una zona deficitaria, cambiar el modelo hacia un otorgamiento gradual de disponibilidades”, paso en la dirección  correcta.

Ante esta noticia, el sindicato de AyA elabora y difunde un comunicado que dice “Vergüenza: AyA debe de trabajar para las familias más humildes y luego si puede para las adineradas torres de condominio”. Una arenga cargada de ideología supongo.

La obligación  en este sentido es cumplir con la demanda , tanto de las familias más humildes como la de proyectos de otros estratos.

Por otra parte,  es por todos conocido el impacto de la construcción sobre el empleo, tanto de profesionales como de obreros de la construcción, ferreterías , etc. Pero eso es harina de otro costal.

Para terminar quiero subrayar que el costo en general de la tramitología sorprende. Una estimación  profesional del costo de maduración  de un proyecto de interés social, por ejemplo, para una finca en verde, para 100 lotes, supera los 80 millones de colones , incluyendo  un monto bajo como opción  de compra.  Y se trata de llevar a cabo 58 trámites. 

No cabe duda de ha llegado la hora de entrarle al tema.

Redacción

Agregar comentario

GRUPO TPP

© Todos los derechos reservados 2021, cualquier uso requiere autorización de Grupo TPP.