24CR

Discriminación hacia los pobres

Fernando Zumbado,

exministro de Vivienda

En visitas a barrios populares, conversando con la gente se aprende mucho y obviamente se está más de cerca de la realidad nacional.

En un encuentro suscitado en días pasados en la ciudadela León XIII, una señora comentó: “si usted va a buscar trabajo no diga que es de aquí; es mejor inventar otra dirección”. 

Otra vecina, señalando que ahí no había colegio y los muchachos tenían que asistir al centro de estudios en otra localidad, estos se sentían  de alguna manera discriminados por su lugar de origen.

La mayoría  de las señoras en el grupo tenían algún tipo de pequeño emprendimiento y señalaban el requisito de escolaridad del INA para tener capacitaciones más bien como un obstáculo de acceso insalvable para ellas.

A los 200 metros de donde estábamos reunidos se encontraban las instalaciones del INA. Me llamó la atención el hecho de que algunas asistentes sugirieran la posibilidad de convertir esas instalaciones en un colegio, dada la poca utilidad que ellas perciben de la labor del INA. 

En la León XIII  viven unas 20 mil familias, 8 mil de las cuales habitan en precario. Y la verdad es que no se observan en los alrededores terrenos adecuados para resolver la situación  de esas 8 mil  familias en sitio. Habría  que buscar, entonces, otra localidad.

Aquí  juega de nuevo el elemento discriminatorio, ya que es muy común  que otros municipios se opongan a que se desarrollen proyectos para familias que vienen de otros municipios. 

Es una situación  compleja que demanda un enfoque integral. El mejoramiento  de estos barrios es tarea impostergable y demanda coordinación entre instituciones y un mayor nivel de compromiso.

Involucrar a la comunidad en los procesos, así  como a organizaciones de la sociedad civil  y la empresa privada con un sentido de responsabilidad social.

El saneamiento ambiental y social deben de estar en el corazón  de un programa para mejoramiento barrial. Recuperar las áreas verdes, buenas prácticas  y la colaboración de los habitantes  para la limpieza y recolección de la basura.  

En lo social, mejorar la calidad de la educación  y recuperar la seguridad para los niños, jóvenes y adultos mayores. La tarea del ministerio de educación  no es fácil pero es esencial. 

En el campo de la salud siento que andamos mejor. El nivel de información  que manejan los centros de salud sobre la condición  de las familias es clave para una buena estrategia  que oriente la acción barrial.

Es impostergable tomar en serio la situación  que  viven esas 80 mil familias que habitan en precario. Es elemental, desde el punto de vista de los derechos humanos. 

Por razones egoístas conviene, porque así estaríamos viviendo en un país  más próspero y seguro. 

Redacción

Agregar comentario

GRUPO TPP

© Todos los derechos reservados 2021, cualquier uso requiere autorización de Grupo TPP.