24CR

Diego Verdaguer

Por Fernando Fernández

“Es fácil decirlo: todos soñamos, pero es verdad. No hay que perder ese deseo de encontrar y de hacer realidad lo que uno desea. Y ese es el camino a la felicidad”

Diego Verdaguer

En una reciente entrevista con Efe, el cantante argentino Diego Verdaguer decía que estaba en una etapa de su vida en la que ya no le preocupaba crear hits, sino divertirse y pasarla bien.

A sus 70 años se sentía sin ataduras a la hora de crear música. “A estas alturas de mi vida voy a la esencia, a lo que me hizo llegar hasta aquí, las baladas, las grandes canciones italianas, la música de mariachi que yo escuchaba en mi país, estoy grabando todo lo que me dan ganas de cantar”, afirmó en agosto de 2021.

Diego Verdaguer, responsable de éxitos como Volveré y Voy a conquistarte,  murió hace tres días, a los 70 años de edad, debido a complicaciones atribuidas al Covid-19El cantante nació un 26 de abril de 1951 en Buenos Aires, Argentina, con el nombre de Miguel Atilio Herminio Boccadoro Verdaguer Hernández. Hijo de Miguel Ángel, un hombre también originario de la capital argentina, y Elodia María, nacida en la provincia de Córdoba.

En entrevista para el programa El minuto que cambió mi destino, del periodista Gustavo Adolfo Infante, reveló algunos detalles de su infancia: 

“Me bautizaron así porque en esa época mi padre siguió con las tradiciones: me pusieron el nombre de mi padre, Atilio fue mi padrino y Herminio fue mi abuelo. (…) Mi papá era un buscavidas, a veces tenía dinero e íbamos a comer a restaurantes muy lindos, y otras veces no tenía y tomábamos café con leche. Pero siempre vivimos muy felices; mi mamá me bañaba en un fuentón, me bañaba en la cocina económica, no teníamos agua caliente. Una forma muy precaria de vivir, pero muy feliz”. 

Su camino musical comenzó en la adolescencia, cuando a los 14 años conoció a Larry Moreno, con quien formó el dúo Reno y Rino. Esta fue la etapa formativa de Verdaguer, pues dio sus primeras presentaciones, realizó sus primeras grabaciones y también vivió por primera vez los desazones de la música.

En entrevista para el programa El minuto que cambió mi destino, del periodista Gustavo Adolfo Infante, reveló algunos detalles de su infancia: 

“Me bautizaron así porque en esa época mi padre siguió con las tradiciones: me pusieron el nombre de mi padre, Atilio fue mi padrino y Herminio fue mi abuelo. (…) Mi papá era un buscavidas, a veces tenía dinero e íbamos a comer a restaurantes muy lindos, y otras veces no tenía y tomábamos café con leche. Pero siempre vivimos muy felices; mi mamá me bañaba en un fuentón, me bañaba en la cocina económica, no teníamos agua caliente. Una forma muy precaria de vivir, pero muy feliz”. 

Su camino musical comenzó en la adolescencia, cuando a los 14 años conoció a Larry Moreno, con quien formó el dúo Reno y Rino. Esta fue la etapa formativa de Verdaguer, pues dio sus primeras presentaciones, realizó sus primeras grabaciones y también vivió por primera vez los desazones de la música.

Además, reveló que en esa primera visita “conocí a una chica que era la vicepresidenta del festival al que venimos y viví un romance con ella, lo recuerdo de una forma muy bonita, la chica era más grande que yo”. 

Otra actividad que realizó en ese viaje, que duró 10 días, fue cantar en la Alameda Central “porque el Gobierno lo pedía. El número principal era Palito Ortega, que estaba haciendo una temporada en el Teatro Blanquita”.

El primer matrimonio del cantante ocurrió en una de sus etapas artísticas más difíciles, pues en ese entonces se quedó sin dinero debido a que concluyó su primer contrato discográfico, “no me lo renovaron”. 

“Lo que hice para obtener dinero fue trabajar de lo que sea. Me dejé el bigote, ese fue el principio del bigote, y trabajé de todo: vendedor ambulante, trabajé en obras de construcción, de albañil”. 

Aunque pronto consiguió otro contrato, su relación con la madre de su primera hija, Ximena, ya estaba fracturada, y no tardaron en divorciarse.

“Ella se caía mucho de ánimo, era una chica que de repente no estaba feliz, se deprimía mucho, entonces yo no podía, no tenía la capacidad de resolverlo. Yo le daba amor, pero ella a veces no reaccionaba a esa realidad, a veces sí, yo realmente no podía, me sentía impotente, entonces se me hizo fácil decir adiós”, dijo sobre el motivo de su separación.

Sobre cómo cuidó de Ximena, Diego aseguró que fue un padre presente: “Yo le pedí a la madre que yo quería tener a la nena porque ella estaba sola, sus papás había muerto, entonces la nena se fue a vivir conmigo y con mis padres, y ella la visitaba. Y luego cuando ella se casó y se fue a vivir con su esposo, la nena a partir de ahí vivió con ella. Y cuando tuvo 12 años se vino a vivir con nosotros (Amanda y él); se vino a México, pero la mandamos a estudiar a Suiza”.

Con Amanda Miguel

Diego conoció a su gran amor, la también cantante Amanda Miguel, en 1975; destaca que fruto de su relación nació su única hija, Ana Victoria, quien hace unos meses lo volvió abuelo. 

“La conocí en la calle, yo iba manejando. Era una época en la que ya empezaba a ser famoso en Argentina, era el año 1975 y cruzo frente a mi automóvil en un semáforo rojo”.

Fue amor a primera vista, pues el cantante buscó a Amanda y dio con ella en el hotel donde estaba viviendo junto a su hermana: “Al rato volví, la hermana no estaba, Amanda sí. Su hermana me encantó, pero si hubiera estado con la hermana no hubiera durado un mes. Sale Amanda y se sienta adelante en el coche y me dice que también cantaba y cuando la escuché cantar, fue una canción en inglés y ahí empezó toda la historia”.

Su carrera

Miguel Atilio Boccadoro Hernández (Buenos Aires, 1952), su nombre de pila, inició su carrera a los 16 años. “Demostró desde pequeño una sensibilidad muy especial hacia la música y el canto”, según su biografía en la casa discográfica Discogs. Su creatividad siempre fue destacada por sus colegas y familia.

En 1968 grabó su primer disco como solista, y su carrera comenzó a ascender gracias a su participación como cantante y presentador del programa El sótano beat, que salió al aire a finales de la década de los sesenta. Aquí fue donde Yo, solamente yo logró consolidarse como un éxito, vendiendo más de medio millón de discos en Argentina.

Su representación en el II Festival de la Canción Latina, en 1970, le abrió la puerta al reconocimiento internacional; siendo México el país que lo acogió el resto de su carrera. Grabó su popular tema Volveré, que se convirtió en número uno en todo el continente. En esa época también creó El pasadiscos, otro de sus grandes éxitos.

Pero fue en la década de los ochenta cuando llegó a la cúspide de su carrera, con cuatro álbumes a su haber (Yo, pescador de amor [1974], El pasadiscos [1977], Volveré [1978] y El secreto callado [1979]). En 1981 lanzó al mundo La ladrona, una de esas canciones que se eternizan y que, de hecho, siempre dedicó a su esposa, Amanda Miguel.

En ese mismo año se estrenó como productor musical del primer disco de Miguel. Es coautor del disco Sonido Volumen 1 y de románticas y memorables canciones como Así no te amará jamás, Mi buen corazón, Hagamos un trato y Él me mintió. Este disco alcanzó “los 3′000.000 de copias vendidas y 2′000.000 de discos sencillos de la misma producción”, asegura su disquera en su página web.

En 1999 obtuvo doble Disco de Oro por el álbum Inolvidable. En 2018 inició una gira de conciertos con su esposa, denominada Siempre juntos.

En el 2009 incursionó en la música ranchera con su álbum Mexicano hasta las Pampas. Por este disco recibió Disco de Platino con más de 120.000 copias vendidas en México y Estados Unidos. Además obtuvo dos nominaciones al Grammy Latino 2009 y una nominación al Premio Lo Nuestro como mejor artista ranchero del año. 

Redacción

Agregar comentario

GRUPO TPP

© Todos los derechos reservados 2021, cualquier uso requiere autorización de Grupo TPP.