24CR

Cobertura por accidentes de motocicleta

Fernando Zumbado

Economista

Dos personas cercanas han sufrido accidentes de tránsito, de diversa naturaleza, pero han experimentado la pesadilla de la poca cobertura del seguro obligatorio y la demora en su atención. 

Un caso trata de un atropello por una motocicleta que venía imprudentemente por una ciclovía . El seguro obligatorio del INS cubrió los primeros días, a doce días  del accidente  la operación  no se ha realizado en el hospital del Trauma, y el paciente con la fractura en su pierna supuestamente aún no ha sido remitido a uno de los hospitales de la Caja,  ya que el costo de la operación  no será cubierto por el INS.

El segundo caso  trata de una pareja que es detenida, por una confusión, en su motocicleta. En este caso por una policía municipal. Por descuido, el vehículo de la policía no se frenó correctamente y se desliza atropellando a la señora que venía de pasajera en la motocicleta.  En este caso, es obvia la responsabilidad de la patrulla en este accidente. 

Con la cobertura del seguro obligatorio del motociclista la señora es trasladada al Hospital del Trauma del INS, donde es atendida de emergencia . Al agotarse la cobertura del seguro empieza la pesadilla al no reconocer de inmediato la municipalidad involucrada en el accidente su responsabilidad para que de esa forma la póliza del municipio cubriera los gastos  correspondientes.

Un abogado conocido de la familia trató de ayudar; sin embargo, en este caso también los retrasos son inexcusables y han afectado la salud de los pacientes.

Aparentemente, según ha trascendido, ha habido cierta tensión  entre ambos entes públicos.  En ocasiones la empresa de seguros ha encontrado muy elevados los montos que la Caja cobra por atender a un paciente antes de ser remitido a las instalaciones del Hospital del trauma. Por pacientes que en ocasiones han ocupado una cama en uno de los pasillos  de la sala de emergencias -según me informan- la Caja ha cobrado en ocasiones un millón de colones diarios.

Sobre la demora en remitir a un paciente de las instalaciones del INS a un hospital de la Caja también sospecha uno que puede deberse a cierta resistencia de parte de esta última  en atender este tipo de accidentes. 

De estas experiencias se deduce que el seguro obligatorio  para motociclistas es muy bajo para cubrir el costo de la atención de estos  accidentes, que son tan frecuentes en nuestro medio. 

Cabe preguntarse entonces si no será más conveniente que sea la Caja la que reciba lo que se recauda por ese seguro y se convierta en la responsable desde un inicio por la atención de ese tipo de emergencias. 

El sistema merece una revisión, por el bien de los futuros pacientes.

Redacción

Agregar comentario

GRUPO TPP

© Todos los derechos reservados 2021, cualquier uso requiere autorización de Grupo TPP.